JORDI FORNIÉS: DESCLASIFICANDO EL UNIVERSO

By J. Óscar Carrascosa ( @J_OscarC )

El hecho de haber sido el comisario de varias de las exposiciones de Jordi Forniés casi desde el comienzo de su ahora relevante trayectoria me ha permitido seguir detenidamente su progresión conceptual y procedimental. En una de las primeras aproximaciones que realicé en torno su obra, (“Shipwrecks”, Natural resemblances, Olivier Cornet Gallery) puse encima de la mesa aquella expresión de Walter Benjamin a propósito de la obra baudeleriana de que “lo bello, en su relación con la naturaleza, puede determinarse como aquello que sigue siendo en esencia igual a sí bajo su velamiento”. Ahora, y ha transcurrido cierto tiempo desde entonces, la sigo considerando igual de oportuna para acometer estas líneas.

Derrida, en su clásica conceptualización de la deconstrucción (frente al Destruktion de Heiddeger) pretendía descomponer la estructura del lenguaje para llegar a la significación (obviando por tanto cualquier aspiración nihilista).  Al fin y al cabo, se trata también de una forma de desvelamiento, una desarticulación que en parte, como también señalé en su día, posee ciertas semejanzas con el procedimiento científico que ha estado presente como base teórica en el espíritu creativo de Forniés desde sus inicios. En este sentido, la exposición Natural resemblances que pudimos ver en Dublín en 2013 suponía una búsqueda de la Belleza (así, sin complejos) a partir de la urdimbre teórica que traigo a colación. 


En torno a esta época, Forniés era residente del Swatch Art Peace Hotel de Shanghái, lo que le permitió iniciar una fructífera interlocución con diferentes artistas de diversas nacionalidades, así como llevar a cabo una investigación sobre temas y técnicas que sumó a sus planteamientos iniciales, ya bastante definidos de por sí. Algunas de sus obras realizadas en la residencia de Shanghái las pudimos ver en la última Bienal de Venecia. En 2014, además, dio un paso más allá y se embarcó en el proyecto The Water Tank Project con el que se propuso, junto a otros artistas (entre ellos Jeff Koons, Ulay o Olaf Hajek) redefinir el skyline de Nueva York utilizando como lienzos los tan conocidos icónicos tanques de agua de los tejados neoyorquinos.

 

La génesis de Natural Resemblances partía de la pregunta de si es posible que la naturaleza se deconstruyese a sí misma, de que se desvelase per se, lo que llevó al artista a la respuesta de que, además de ser posible, se trataba del espacio idóneo para este proceso, puesto que precisamente se da un conjunto natural de acciones mediante el que las fuerzas violentas posibilitan la pervivencia de la belleza en el nuevo orden resultante; de esta manera el artista utilizó el paisaje como escenario metafórico para dar contexto al verdadero significado de la pintura, otorgando un papel preeminente a lo matérico.  El resultado: hallar y mostrar la esencia inalterable, perceptible para el espectador a través de las semejanzas  que observamos antes y después de la destrucción, aquéllos elementos comunes que, en clara alusión a los parecidos de familia de Wittgenstein, conformaron estos parecidos naturales.


La vidad creativa y expositiva de Forniés ha sido incesante desde entonces hasta hoy. Como punto de inflexión, hemos de recordar la exposición Paisaje condicionado que se exhibió España en el Centro de Arte Moderno de Tarragona, el Centro del Carmen y Las Cigarreras. Con esta exhibición profundizó en ese difícil equilibrio de quien aprovecha a la vez figuración y abstracción, navegando los objetos en el proceloso límite de ambos. De nuevo el paisaje sujeto a cambios, partir de la naturaleza para llegar a la naturaleza misma, contemplar que el mundo se altera, se transforma, se desclasifica, se autodestruye en un perenne ejercicio de recreación.


En su continua búsqueda, Forniés decidió desarrollar esta reflexión ampliando los referentes sígnicos para posteriormente someterlos a la intervención creativa, puesto que, como afirmó Heidegger, “la verdad está puesta en obra en la obra de arte” ("Im Kunstwerk sei die Wahrheit ins Werk gesetzt"). El resultado es Constellations, la muestra que se exhibió en Japón a finales de 2015 y posteriormente en Singapur. Con la intención de indagar en las intervenciones entre la naturaleza y la humanidad, las obras de esta serie se realizan sobre fotografías de texturas halladas, las que además sitúa espacialmente a  través de sus precisas coordenadas, por lo que el resultado final supone no ya sólo la conclusión plástica de este proceso, sino, también, la completa cartografía de cada uno de los elementos que subyacen en la obra: de nuevo desnudamos el diálogo entre la esencialidad y sus veladuras.

No es el único camino que recorre en su indagación, como comprobamos gracias a las diversas instalaciones que en 2016 ha expuesto el Institute of Contermporary Arts en Singapur. En las últimas incluye, además, diversos elementos que son el resultado de su interés por integrar el sonido en el objeto artístico (cercano a la conceptualización formalista de artefacto), en relación con las investigaciones que está desarrollando  sobre materiales no convencionales en pintura (University of Sidney) y las relaciones sinestésicas entre música y pintura (LASALLE College of the Arts).

 


Estoy escribiendo sobre verdad, sinceridad… son términos que actualmente parecen ajenos a la creación estética. Pero están en los caminos que conducen a la obra de Forniés. Podemos verlo en sus creaciones. Las próximas, tal vez, en el Polo Norte, donde ha sido invitado a participar en el proyecto de residencia para artistas y científicos denominado The Arctic Circle.

 

Write a comment

Comments: 1
  • #1

    Essay Writing Services (Wednesday, 12 April 2017 12:16)

    Is there a distinction between "nail craftsmanship brushes" and typical paint brushes. What is the nurture nail arf brushes? Can you utilize nail workmanship brushes with nail clean?