Encuentro con Guillem Duquette

Araceli Lauret. Madrid. Hoy queremos sorprenderos con Guillem Duquette, uno de los jóvenes talentos españoles de la escena contemporánea que tendréis la oportunidad de conocer en TRIBE 15 con su ópera prima "Salita de Estar", en la que representa un maravilloso proceso personal desde la angustia de la inconsciencia hacia el estado más profundo del yo interior, donde habita finalmente la calma y el reconocimiento de uno mismo,  proceso que se apoya en un viaje al pasado y en las conversaciones que el personaje mantenía con su madre en una SALITA DE ESTAR.

 

 

Hemos acompañado a Guillem Duquette en Madrid en uno de sus últimos ensayos antes de viajar a Londres para conocer un poco mejor a este artista que a pesar de su juventud ( 22 años ) sabe perfectamente que quiere prescindir de los géneros convencionales del teatro comercial.  "Salita de Estar" nos muestra, con su propia manera de crear, un nuevo concepto de representación artística que no deja indiferente.

¿De dónde eres y cómo empezaste tu carrera?

Soy de Barcelona pero me he criado entre Castellón, Málaga, Sevilla… al terminar mis estudios hice las prueba de acceso para la Escuela de Arte Dramático de Málaga para Teatro Musical, estuve allí dos años y luego me fui a Barcelona a trabajar con la Compañía de Teatro Musical. Un año después me fui a La Coruña y en Santiago de Compostela entré en una escuela que se llama "Espazo Aberto" que para mí cambió la forma de entender lo que era la disciplina, porque fomentaban mucho más una perspectiva creativa. Ya  no sólo como intérprete de algo que otra persona está dirigiendo sino como creador de lo que tu mismo interpretarás luego.

 

A partir de ahí experimenté un viraje en lo que quería hacer y me vine a Madrid. Ahora estoy formándome en la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático)  y  en el Conservatorio de Danza Contemporánea.


Pero además del teatro... ¿eres compositor?

Estudié violonchelo en el Conservatorio de Música durante ocho años, y hasta hace un par de años estaba mucho más metido en el mundo de la música, también por estar estudiando teatro musical. Tuve una época de componer mis propios temas con la guitarra y fue una experiencia; no sé por qué... yo creo que en algún momento me entró miedo, me sentí muy inseguro y lo dejé un poco de lado.

¿Qué es "La Salita de Estar" y como se gestó?

En enero empecé un seminario con una directora argentina que acaba acababa de llegar a España que se llama Heidi Steinhardt, un seminario de creación para actores cuyo objetivo era que cada uno de los participantes montará una pieza unipersonal de unos 12  minutos en la que ella te iba asesorando, alrededor del tema del silencio.

 

A partir de ahí fue surgiendo material y cuando termine el seminario ya tenía 45 minutos. Y la verdad es que para mí fue un descubrimiento muy gozoso, entonces decidí seguir trabajando en ello por mi cuenta. También, porque desde hacía tiempo tenía ya ganas de no ser tan dependiente de estructuras externas que te van dirigiendo. Tenía ganas de explotar mi parte creativa, de comenzar a trabajar un poco esa autonomía (que nunca es una autonomía completa). Y así salió SALITA DE ESTAR.

¿Por qué ese nombre?

Porque cuando se propuso el tema del silencio fue una propuesta desde una perspectiva muy abierta, ella lo planteaba… pues a veces desde temas relacionados con la Guerra Civil Española, o con todo lo que ha pasado después de la Memoria Histórica o temas mucho más psicológicos...  era muy flexible en ese sentido. Yo lo relacioné con un estado que no tenían tanto que ver con lo sonoro, sino con un estado de paz, de serenidad. Y así, investigando, jugando en aulas de ensayo, regresé a un espacio de la infancia que era una salita  de estar donde yo me he criado. Y además tenía mucho que ver con lo que estoy viviendo ahora y con la nostalgia por lo que ese espacio significaba y la persona con la que lo compartía que era mi madre.

"Hola, hijo. Perdona que te llame así, con esta voz. Hay algo que necesito decir, y confío en que en algún momento estarás preparado para escucharme hasta que se me hayan agotado las verdades.
Estoy cansada y últimamente me duelen mucho las manos. Me las miro, y lo que veo me asusta tanto que de pronto comienzo a llorar. Por eso ahora lloro, porque me las estoy mirando para narrarte todos sus detalles y que no te espanten cuando las vuelvas a ver, y porque mirarlas duele como si me las metiera a la fuerza en la vagina."


Tu obra invita al espectador a sumergirse en un estado que arranca con angustia…

Dentro de que es teatro, en realidad no traslada a la escena una narración de una historia, traslada un proceso que yo he experimentado; y es un proceso desde un lugar muy crítico, que explota o que implosiona de alguna manera, y te obliga, tras esa explosión, a vivir un proceso de reconocimiento, de redención y de rendición.  Pero es una rendición de decir  “Vale, está bien, pero no tengo porqué hacer tanto ruido”, ruido metafórico, me refiero.

 

El final de ese proceso es una llamada que tiene mucho de decir “lo siento ahora”, tiene mucho de decir “ahora estoy dispuesto, a lo que hace años no estaba dispuesto, ahora estoy receptivo, ahora… estoy.”


Con respecto a lo que tu decías de angustioso, me gusta que me digas eso porque creo que entonces consigo lo que al principio pretendo, el estado desde el que parte y a partir del cual uno puede empezar a trabajarse a sí mismo.


¿En quién te inspiras o cuales son tus influencias?

He experimentado un transito desde lo muy comercial, quizá aquello que te reporta una satisfacción más inmediata, porque estás acostumbrado a ese tipo de satisfacción, hacia otra que exige un poco de un “tu” como espectador más activo. A la hora de crear... te puedo hablar como influencias, últimamente, de Tarkovsky como director de cine como buscar la manera de aplicar ciertos aspectos muy concretos de su cinematografía a una escena, algo que está sucediendo en ese momento. En Tarkovsky puede haber un plano secuencia largo de varios minutos en el que lo que está pasando en términos dramatúrgicos es mínimo, pero hay una intensidad emocional que consigue conmover.


En esta obra hay varios fragmentos en los que yo intento trasladar esto a la escena, y a lo mejor hay una imagen que se mantiene durante 15 minutos y a esta imagen la acompaña un texto. Mi intención es ver que le sucede al espectador, o ver si con esto consigo generar una conmoción. Porque al final me parece que el teatro, que el arte, debe producir una conmoción. Y a partir de ahí es que se desmontan los esquemas, esos esquemas que son conflictivos y entonces uno puede empezar a trabajar.


Ahora que estoy dando clases de danza en el conservatorio y que es algo muy disciplinado, (yo no quiero ser bailarín…) pero me obliga a que mi mente deje de intervenir, como antes lo hacía. Para crear me aíslo en un lugar cerrado, y juego, y hablo,... y pongo los menores límites posibles. Al cabo de dos horas has desarrollado la capacidad de seleccionar las partes que te interesan, y para mi esta es mi forma de trabajar. No sentarse en una silla a escribir, sino después de acumular una cantidad inmensa de material descontrolado entonces te pones a seleccionado y estructurarlo.

¿Qué opinas de internet como medio de comunicación?

En algunos sectores hay prejuicios sobre internet, como que es una facilidad demasiado evidente y hay que renunciar a ella… pero es innegable que internet me está ayudando, porque hay páginas que comparten convocatorias. En especial con el teatro creo que sirve para la parte de promoción pero depender de internet para el teatro... haría que fuese menos teatro. 

¿Que preparas para el futuro?

Mi trabajo futuro es seguir revisando "Salita de Estar", adaptándolo a diferentes sitios y seguir buscándole la forma que más se ajuste a lo que yo siento que es genuino, y que yo quiero hacer, con los recursos que tengo, y cada vez dedicar más tiempo a mis propios proyectos y depender menos de los proyectos de otras personas.

Write a comment

Comments: 1
  • #1

    Jordi (being maker) (Friday, 02 October 2015 00:58)

    Guillem nunca nadie me habia conmovido en mi vida viendolo actuar,de verdad que te admiro mucho y que me encanto mucho tu actuacion que a dia de hoy me hace pensar y pensar despues de varios dias.
    Estoy seguro que si juez que juzgue correctamente a las persona por lo que hacen e hicieron,tu vas a ser un nombre muy sonado en lo que a la interpretacion se refiere y vas hacer muy grandes cosas estoy seguro,tu haces significado a la palabra interpretar porque cuando empiezas haces que la gente se olvide de todo y entren en estado de intriga curiosidad sorpresa y me atreveria a decir hasta de inconsciencia porque es tanta la fuerza de lo que interpretas que en ese momento solo estas tu y nada ni nadie mas......eres una droga si no la mas podetosa de las mas porque es letal tu forma de enganchar al espectador.....
    Desearte lo mejor pues no lo voy hacer, porque es lo que vas a tener en tu futuro y ya esta porque te lo mas que mereces y ya esta que es mi opinion y que es la opinion de solo una persona,pues la opinion la hago con la seguridad de lo que siento como persona y como persona todos lo son y ya esta Guillem simplemente sigue vivo para que nos hagas conmover muchos año porque tu trabajo esta y estara impecable y ya esta y ya esta bien de seguir opinando porque ...y ya esta